jueves, 26 de octubre de 2017

MARATÓN LISBOA 2017



Saudade: es un vocablo de difícil definición incorporado al español empleado en portugués  y en gallego, que expresa un sentimiento afectivo primario, próximo a la melancolía, estimulado por la distancia temporal o espacial a algo amado y que implica el deseo de resolver esa distancia. A menudo conlleva el conocimiento reprimido de saber que aquello que se extraña quizás nunca volverá.

Decidí no correr la maratón de Berlín, pese a que me había tocado el sorteo, porque  la había corrido y aunque pudiera hacer una buena marca, no me seducía repetir, y así, viajaba con Leyre a Lisboa, un destino deseado por ambos. La Maratón de Lisboa  se corría el 15 de octubre, y tenía ganas de correrla desde hace tiempo. Ganas por dos motivos: Primero, soy un enamorado del pueblo portugués (supongo que por mi origen gallego) y segundo, por ir cerrando el anhelo de correr en todas las capitales europeas (hasta la fecha he corrido en Madrid, Londres, París, Amsterdam, Berlín, Roma y Atenas).

En cuanto a la preparación, me había centrado en disfrutar de ella, metiendo sobre todo, kilómetros productivos, es decir, a ritmos ligeros. Tiradas largas a 4:15, medias a 4:05. Debido al recorrido que me iba a encontrar, sube y bajas, he mirado de hacer las tiradas por circuitos similares. Muy contento con mi preparación, llegaba en buen estado de forma y nada cansado. 

Viaje. Salíamos de Bilbao el sábado 14, a las 7 de la mañana y volvíamos el jueves. Cómo se disfruta de correr y de hacer turismo. Unos días previos empiezo a estar destemplado, con sensaciones raras y sobre todo flojo. La melancolía de lo que pudo ser y no fue me inunda. Hablo con Leyre y racionalmente, le expongo que si no me encuentro bien, no correré. Llegamos a Lisboa y vamos directamente a recoger los dorsales a la Feria. 

Feria. Tardan un poco en darnos el dorsal, pese a ser de los primeros en la cola ( nada que ver con las horas que esperaron los que fueron después). No soy de ferias la verdad, pero esta me resultó muy pequeña y sin alicientes. Hacemos tiempo para ir al hotel y luego comer y descansar. 

Circuito. La carrera discurre desde Cascais y acaba en la Plaza del Comercio de Lisboa. Circuito duro, sube y baja, pero extremadamente bello recorriendo la costa portuguesa. Además, los organizadores adelantaron a las 8 la hora de inicio por el calor que iba a hacer.

Carrera. La decisión de correr o no, la tomaría a las 4 de la mañana cuando me levantara a desayunar. Desayuno y decido correr. Cojo un taxi hasta la estación de Cais do Sodré y subo al tren que nos lleva a Cascais. 
40 minutos de viaje, entre jóvenes que acaban su fiesta y corredores que empezábamos la nuestra. Pensativo todo el viaje, sensaciones raras, deseando sólo poder correr. El tiempo me daba igual. 
De la estación de Cascais, vamos andando como la Santa Compaña, en silencio, al abrigo de la oscuridad hacia la línea de salida. En la salida, liturgia de rigor, hablo con varios españoles y nos deseamos suerte. Al ser sub 3, salía en el cajón verde, justo por detrás de los africanos.
Miro al cielo, pido poder correr y acabar, cada kilómetro sería un regalo. Amo correr. La gente se queja de calor y yo extrañamente tengo frío. En la concentración previa a la salida, noto que no estoy solo.

3,2,1… A correr. Nada más salir, primera rampa, aún así la gente sale como loca. He corrido unos cuantos maratones y me sigue sorprendiendo. Primer kilómetro 4:21, bueno no está mal. Hasta el 5 voy en torno a 4:15-5:20, marcando cada lap manualmente ( uno de los secretos que me han hecho mejorar en carrera). A partir del 5, me voy encontrando mejor, pienso “Nacho, va a ser flor de un día, a partir del 25 caerás”, aún así contento de poder correr. 

Paso el 10 a un ritmo de 4:16 global, hacemos grupo con otros españoles, vamos hablando. El recorrido bellísimo, paralelo al mar, subiendo y bajando. Pasamos por Estoril y pueblitos de la costa. La media maratón la paso en 1:29. Bueno, ya has hecho 21 kms Nacho, vaya regalo. 



A partir del 21, me empiezo a encontrar fuerte. Pese al calor, la humedad y las cuestas. Voy devorando los kilómetros, lap a lap, a un ritmo de 4:03-4:05. Paso gente me dan ánimos, adelanto a la liebre de 3 horas, que había salido muy fuerte. “Bravo español, me dice”. Como iba con la equipación de España era fácilmente reconocible.

Km 25 a ritmo de 4:03-4:05 ,sigo a un ritmo frenético. Llego al 30, tiempo neto, 2:05:42, no decaigo. Hago mis cálculos mentales y pienso, ya lo que has hecho está bien, aunque pierdas tiempo luego, estás disfrutando y te va a salir una buena marca. Km 35, me encuentro como nunca, sigo adelantando gente y decido dar el todo. 
Llego al 40 y ya lo tengo hecho. Ni muro ni nada. Los últimos kms a fuego y a intentar adelantar a todo el que pueda. 

Último km me fijo en un corredor que tengo a 100 metros, sé que le cogeré. Acelero, me pego a él y a falta de 100 metros lo adelanto, entro eufórico en la recta final. La gente animando, miro el marcador y veo 2:55. Pienso, ya era hora, la maratón te ha devuelto lo apostado Nacho. 



Paso por meta en tiempo neto de 2:55:28, puesto 54 total, 5 español y 8 en mi categoría. Qué más puedo desear! Hago mi MMP en Lisboa…



Vaya carrera, expresión de todo el trabajo hecho en todos estos años. Me acuerdo de mis padres, Leyre y de todos que me apoyan. Me emociono en meta. Ese instante es para mí…


Después de la carrera disfrutamos de Lisboa y Portugal. Me encanta este pueblo, va mucho con mi forma de ser. He sentido lo mismo que con el pueblo griego. Pueblos amables, con raíces comunes a las nuestras. Por todo ello, O Brigado Portugal…

PD: no dejéis de conocer Portugal, en especial, Lisboa. Ciudad bellísima, llena de encanto y melancolía…


8 comentarios:

  1. Grande Nacho! Me alegro mucho de que corrieras una maratón tan bien, acabando tan fuerte! Seguro que te dará confianza para las siguientes porque has corrido como un maestro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias crack!! disfruté como nunca, fue algo más que una maratón. Un abrazo

      Eliminar
  2. Te lo merecias mas que nadie, no sabes como me alegro! Y sobre Lisboa, que decir, la he visitado tres veces y la visitaria tres mil mas. Esa decadencia, esa bohemia, es una ciudad simplemente maravillosa. Enhorabuena amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lisboa me ha cautivado, casi a la altura de mi querida Roma. Gracias , sé que te alegras de corazón. Un abrazo, por cierto la cerveza Sagrés me encanto, no es como la Estrella , pero se acerca.

      Eliminar
  3. Increíble Nacho! Mi mas sincera enhorabuena!! La maratón soñada, de menos a más, disfrutando y acabando fuerte como un campeón. Se nota que trabajas duro los entrenamientos y tenían que llegar estos grandes resultados.
    Seguiremos atentos para ver cual es la siguiente capital europea ;D
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carlos!!la preparación de esta maratón es la que más he disfrutado. En cuanto a la siguiemte, hay que pensarlo jaja Un abrazo!

      Eliminar
  4. Aúpa Tocayo,
    No tenía ni idea de que habías corrido en Lisboa¡¡¡¡ y vaya carrera te marcaste¡¡ enhorabuena¡¡¡
    Filípides te ha devuelto, lo que otras veces has buscado con tanto anhelo.
    Me alegro mucho, a parte de la marca, conseguirla con esa sensación de haber controlado la carrera, se que es de una felicidad indescriptible, disfrútalo¡¡¡
    Si te gusto Lisboa, Oporto te encantará

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias crack!! me la ha devuelto, la verdad que una sensación única. Ya me han hablado muy bien de Oporto, y me he leído tus crónicas... Un abrazo

      Eliminar