martes, 18 de noviembre de 2014

MARATÓN DE VALENCIA 2015


Después de una semana de nervios, ilusión, de entrenamientos suaves, llegaba el fin de semana que me iba a enfrentar al último y más importante reto de la temporada: La Maratón de Valencia.
El objetivo, claro no, clarísimo, intentar ser Sub 3. Para los que corremos maratones, es la cifra maldita que todos deseamos romper. Además, después de Londres que me faltaron 53 segundos para conseguirlo, tenía muchas ganas de volverme a enfrentar a este reto.
Al final, el viernes viajé solo, ya que a Leyre, le llamaron a última hora para trabajar el sábado. Ella también viviría su propia maratón, ya que al terminar de trabajar cogió un autobús de madrugada, se clavó 6 horas en autobús, y así, poder llegar a tiempo y verme realizar este sueño. Nunca se me olvidará.
Llegué el viernes por la tarde, telefoneé a mi amigo Francisco Masa Maroto (Paco para los amigos), del equipo Trotabirras de Palencia, que también venía a correr la maratón. Paco, es un auténtico crack, ya había bajado anteriormente de las 3 horas, y el objetivo era ir juntos en la maratón y volver a bajar de las 3 horas. Además de correr, Paco y yo compartimos la afición de escribir (tiene un fántastico blog llamado Millas y Birras) y de rodearnos de buenas personas.
En esta aventura echamos de menos a Rubén “Gorilo” y David Cordonie, amigos y corredores, que por diferentes motivos no pudieron acudir a esta cita. El día que podamos coincidir los cuatro se va a liar gorda.
Me alojé en el Hotel Dimar, ubicado en la Gran Vía Marqués del Turia número 80. Muy buen hotel, tanto por el servicio como por la ubicación, a 15 minutos andando de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias (centro neurálgico de la Maratón) y a 20 minutos andando del centro de Valencia.
Ese viernes, fui a cenar a la Lambrusquería, una trattoria situada al lado del hotel, en la calle del conde de Ametlla (calle donde no te quedarás sin comer, por la cantidad de locales de restauración que hay). Trattoria con gran encanto.




 SÁBADO. RECOGIDA DORSAL.  Visita a la Feria para recoger el dorsal, ver el ambiente y juntarme con Paco y los suyos (Silvia su mujer; y el matrimonio formado por Vicente y María José). Después de recoger el dorsal, Vicente  y María José como buenos Cicerones, nos hicieron sentir como en casa. Da gusto en la vida, coincidir con gente así, que te hace sentir su cercanía y te trata como si te conociera de toda la vida. Tomamos primero unas anchoítas y cervezas en casa Guillermo en el barrio del Cañamelar. Nos enseñaron la zona de la Malva-Rosa, y nos llevaron a degustar una fideuá de verduras a Ca´Pepico a la taula i al vi, al primer crit!, Carrer del Mediterrani, Meliana. Exquisita la comida y la compañía. Cuando se juntan estos dos ingredientes el resultado siempre es espectacular.

 
Después a descansar al hotel y velar las armas para la batalla.
 
DÍA DE LA BATALLA. Madrugón, llega Leyre a las 5.30, le esperaba despierto y ya me empieza a insuflar sus ánimos. La alegría fue inmensa. Ritual del corredor, y para la batalla.
8.00 Reencuentro con Paco, templamos nervios y dejamos la mochila en el guardarropía. Hubo cierto descontrol (lo único mejorable de esta grandiosa maratón), pero lo subsanamos rápidamente. Parada en el baño y a nuestro cajón.

9.00 Salida conjunta de la 10k y la Maratón. Primeros kilómetros de nervios, de colocación y no verse en ninguna caída que te fastidie toda la preparación previa. Vamos mano a mano, sorteando compañeros. Pasamos el kilómetro 5 en 20:45 de mi gps y 21:05 de la organización, es decir, rápidos. Los siguientes kilómetros los hicimos a buen ritmo entre 4:05 y 4:09 el kilómetro. Me extraña que rompo a sudar muy pronto, será que los de la ribera del Ebro no aguantamos bien la humedad. Buenas sensaciones y ganando tiempo en cada parcial. Kilómetro 10 en 41:21.8 de mi gps y 42:25 de la organización (siempre hay un decalaje entre la distancia oficial y la que corres, habitualmente realizas más distancia). Seguimos a buen ritmo , avituallándonos y yo, personalmente con muy buenas sensaciones. Paso del 15 en 1:03:19 (pongo sólo ya el paso que pone en la clasificación final) y 1:28:42 por la media maratón . En varios puntos kilómetricos nos animaron Silvia, Vicente y Maria José , se notaron esos ánimos. También nos animaron los miles de valencianos que salieron a la calle, solamente decir que para los que corremos esos ánimos resultan fundamentales.
Kilómetro 25, 1:45:16; seguíamos manteniendo el ritmo y acumulando algo de renta. En el kilómetro 26, ánimos de Leyre (vaya supercrack no descansaste nada ese día), que luego vería en la meta.

 
Kilómetro 30. El principio del fin. Pasamos ese kilómetro en 2:06:49. Me noto que los cuádriceps están ligeramente cargados, pero de “caja” iba muy bien. En el 32 veo que Paco me pasa y se pone delante con un grupo de corredores. Me doy cuenta que no voy tan bien. Se gira varias veces para ver donde estaba, le digo que tire que no se preocupe que voy a regular. En ese momento creí que iba a ser transitorio y que me recuperaría. Hago el kilómetro 32 en 4:26, esperando perder algún segundo que tenía de renta y luego a partir del 36 mantenerme. El circuito a partir de ahí favorecía, dejaba de haber viento y picaba para abajo. Kilómetro 33 en 4:37, me empiezan a adelantar compañeros.
Kilómetro 34 en 4:51 … Aquí me doy cuenta, que el sufrimiento no va a ser transitorio, que voy lento y sobretodo, que voy mal. Kilómetro 35 en 5:03… Efectivamente, me estaba comiendo el MURO. Kilómetro 36 en 5:07, 37 en 5:17, 38 en 5:16… Estos kilómetros los definiría como SUFRIMIENTO Y DECEPCIÓN…
Marco el peor parcial en el 39, 5:25… Había que detener la sangría y acabar dignamente. Aprieto los dientes y con un correr nada grácil marco el 40 en 5:02 (todo un triunfo). A partir de aquí hasta el final, sólo puede decir que la gente te lleva en volandas, ves a muchos compañeros pasándolo mal. Me acuerdo que corrí, grité, animé a compañeros que iban más tocados que yo y dí mil veces las gracias al público. Kilómetro 41 en 4:50, ya ves la bajada a meta, el 42 marco 4:51..
Los últimos metros aún consigo pasar a gente, giramos a la izquierda y atravesamos la pasarela sobre el agua que nos lleva a meta.


Tiempo final: 3:07:08, Puesto 996. Sensaciones horribles.
Al final, me encuentra Paco, que me comenta que él también ha sufrido mucho. Qué placer correr contigo, de verdad.


Nos reencontramos con Leyre, Silvia, Vicente y María José y ya nos despedimos hasta la próxima.
El domingo por la noche con Leyre visita nocturna a la catedral de Valencia y alrededores. Me ha impresionado en positivo Valencia.
El lunes, desayuno espectacular y visita a la ciudad de las Artes y de las Ciencias. Después, paella valenciana en la Malva-Rosa, en casa Marcelina (impresionante). Y vuelta a casa….

CONCLUSIONES: - Se escapa el sueño nuevamente, durante 32 kilómetros he disfrutado, he vibrado. Luego el muro se ha llevado mi sueño.  Habrá tiempo de estudiar qué ha pasado y sobretodo, que hacer para que no vuelva a pasar. Voy a guardar un gran recuerdo de esta maratón, por cómo ha estado organizada y por su gente.
Próxima estación, que será la Décima, París…. Seguro, que volveré a intentarlo..

15 comentarios:

  1. Gran crónica Nacho! Sólo nos faltó poner la guinda a un fin de semana y a una carrera que han rayado la perfección. Yo creo que la clave estuvo en que los que somos de interior no toleramos bien la humedad y nos afecta extremadamente. Por lo demás, como bien dices, no se le puede pedir más a una maratón: buena compañía, buena gastronomía y un marco incomparable.
    Estoy seguro de que más tarde que temprano cumplirás tu sueño. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Quería decir más pronto que tarde...jjjjjjjjjjjjjj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco! ahora analizar los datos y cambiar la preparación para que pueda conseguirlo. Por ganas y empeño no va a ser. Un abrazo amigo

      Eliminar
  3. Enhorabuena, tienes mucho nivel, nueve maratones y con esos tiempos, que para mi son inimaginables,en Valencia soplo un viento molesto y calor, seguro que consigues bajar de las 3 horas, me ha gustado la crónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de mucho nivel, pero creo que es exagerado. Nivel los galgos que había en Valencia. Lo del viento, al final, es buscar excusas, ya que nunca hay un día perfecto. Lo de bajar se seguirá intentando. Conseguirlo o no, Filípides decidirá!

      Eliminar
  4. Es difícil, como buen sueño, es complicado, porque si fuera fácil lo haría cualquiera. Lo estás peleando, has tirado al poste un par de veces pero llegará tu premio, más pronto que tarde. Se que no consuela, porque es la realidad, no consuela cuando buscas algo y no lo encuentras, pero pasaste un fin de semana fantástico con gente estupenda y disfrutaste de una ciudad maravillosa entregada a este deporte que amamos. Vendrán más oportunidades y saldrá, ya lo verás. Un fuerte abrazo crack!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isaac, me gustan los retos. Desde luego, si hace 5 años me dicen que estaría peleando por este sueño, me reiría y pensaría que me estaban tomando el pelo. Voy a analizar los datos, aprender, modificar cosas, y volver a la carga. Cada vez disfruto más de la maratón, sea cual sea el resultado. Porque para mí la maratón es su planificación, su entrenamiento, el fin de semana de fiesta y el día D. Ojalá se cumpla el sueño, pero si no, sigo pensando que la maratón me da más de lo que me quita. Un abrazo, y a ver si coincidimos en alguna. Suerte en tu maratón!!

      Eliminar
  5. Es cuestion de tiempo Nacho, estoy seguro que eses Under 3 lo tienes en las piernas. De todas formas superaste al tio del mazo con un par, tocado pero no hundido y eso fortalece. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tomás! Seguiré luchando entreno tras entreno. Si superé parcialmente al tío del mazo fue por la gente que animaba, seguro. Un saludo

      Eliminar
  6. Aúpa Nacho!!
    Enhorabuena por la carrera !!!!
    Como bien dices de la Maratón se disfruta desde la preparación hasta el día de la batalla. La pena es que no podamos disputar más que un par de ellas al año.
    La parte positiva, es que todo queda grabado en el disco duro y termina saliendo en posteriores citas!!
    En mi humilde opinión, esos ritmos rondando el 4:05 tan pronto pudieron ser la clave de que te visitara el tío del mazo. Pero vamos que cada uno se conoce a sí mismo mejor que nadie!!!
    Clmi ya te han dicho esas tres horas caerán más bien pronto que tarde!!
    Ahora a recuperar!!!

    ResponderEliminar
  7. Analizando los parciales tienes toda la razòn, tengo que ir con más calma... Si llega bien y si no, seguiré disfrutando. Un abrazo y enhorabuena por tu carreròn!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Nacho! He descubierto tu blog desde AupaNacho. Me veo muy identificado contigo en el maratón, siempre me falta ese puntito extra que se necesitan los últimos kms para hacer la marca deseada (en mi caso tambien deseo hacer sub 3 horas). Tarde o temprano la marca acabará cayendo ... ya verás!
    Con tu permiso, me apunto el blog para seguir tus carreras!

    ResponderEliminar
  9. Un placer Carlos!! No se si lo conseguiremos, pero seguro, que el empeño y ganas no van a faltar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Vibrante crónica Nacho, una lástima el maldito muro, de todos modos joder que hiciste mmp en la media maratón!!! tal vez fuiste muy rápido en la primera media??
    sea como fuere soy de los que piensa que si se quiere hacer marca hay que apretar desde el principio, no vale reservar, de acuerdo que si te pasas en la primera mitad lo puedes pagar, pero para conseguirlo hay que intentarlo y tu lo has hecho asi que no debes tener nada que reprocharte, por mi parte tienes mi admiración.
    enhorabuena socio.

    y como bien dices... a seguir intentándolo

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi!! Para la pròxima prometo salir más tranquilo. Retocaré la preparaciòn... Volveré más fuerte y con las mismas ganas. A la décima será la vencida. Un fuerte abrazo

      Eliminar